Costumbres y Tradiciones

Fiesta al Señor de la salud

En Hecelchakán, la principal fiesta religiosa inicia un jueves por la mañana del mes de abril con la bajada del Santo Cristo de la Salud, el cual es colocado frente al retablo del altar mayor, para ser venerado durante las misas celebradas en su honor.

En cuanto a lo profano, los eventos inician por la noche con la tradicional vaquería mestiza, en donde el pueblo manifiesta su alegría bailando la típica jarana, concluyendo con la danza de la Cabeza de Cochino. Al día siguiente, viernes, se lleva a cabo el “Baile del Recuerdo”, en donde la gente adulta disfruta de la música de tiempo atrás. El sábado y domingo se caracteriza por los bailes populares con grupos musicales de la región. El último día se lleva a cabo una misa oficiada en el estadio de béisbol “Xcalumkín”, ya que por la cantidad de gente que asiste no es posible realizarla en el templo católico.

Es común que todos los días se organicen corridas de toros en el coso taurino, el cual es construido días antes; para esto, se utiliza una técnica de edificación, la cual consiste en una empalizada de uno o dos pisos en cuyo centro se encuentra el ruedo. Esta obra soporta una carga de cientos de espectadores, que están divididos en palcos que miden 2.25 m. de ancho y 2.70 m. de largo. El número de tablados varía de acuerdo a la cantidad de palqueros de la localidad; cada palco se arma con nueve horcones que sostienen cuatro balos (palos gruesos) mismos que sirven para colocar los “vankachés” (palos delgados) cubiertos con “lengua de vaca” (palma de guano). El ruedo está cerrado o circundado con una especie de pared hecha de madera de “tulun”. En la edificación no se utiliza ningún clavo, ya que los materiales utilizados son unidos fuertemente con amarres previamente hervidos para mayor flexibilidad durante la construcción y mayor resistencia posterior.

señor de la salud

Novenarios al señor de la salud

La última quincena de julio se realiza el Novenario en honor al mismo Santo, el cual inicia cómo en la fiesta de abril, con la bajada del Señor de la Salud. En él participan diez gremios, a quienes corresponde organizar una novena cada noche.

Las primeras cuatro noches corresponden a los barrios de la ciudad: San Juan, San Francisco, San Antonio y la Conquista, para continuar con los gremios de Señoras y Señoritas Catrinas (sin atuendo típico), Señoras y Señoritas Mestizas, Agricultores, Sagrada Hermandad, Palqueros y Artesanos.

Virgen de la soledad

Cada gremio sale de la casa del organizador en un recorrido que concluye en la iglesia con la novena; durante el trayecto portan estandartes con imágenes religiosas e inscripciones ricamente bordadas; asimismo, la peregrinación se acompaña con música religiosa tocada con timbales y saxofón, y los feligreses llevan flores y velas prendidas en un acto solemne conocido como “meter velas a la iglesia”

Después de la novena, se queman juegos pirotécnicos y se lleva a cabo el torito petate, que consiste en un toro de cartón sobre el que se coloca un armazón con velas romanas unidas por una mecha, de tal modo que al prenderse se quemen sucesivamente; éste es puesto sobre una carreta que es jalada y paseada por la carretera que rodea el parque principal. El día concluye con un baile popular en los corredores del Palacio Municipal. A la mañana siguiente son “sacadas la velas de la iglesia” retornando de nuevo a la casa del agremiado, donde los participantes organizan un convivio.

Novenario a San Francisco de Asis

En el mes de octubre se celebra el Novenario a la imagen de San Francisco de Asís, Patrono del pueblo. Estas actividades son organizadas por el popular barrio de San Francisco, quienes realizan una colecta en todo el pueblo para los gastos que origine la fiesta.

Los festejos inician el día 2 con un baile popular; a las tres de la tarde del día siguiente entra el gremio a la iglesia en medio de cánticos y música religiosa; para esta ocasión el altar es adornado con flores y velas. Al concluir la ceremonia, la gente se reúne afuera de la iglesia para presenciar la quema de juegos artificiales.

El 4 de octubre, día de San Francisco, se oficia la misa a la 10 de la mañana en honor al Santo Patrono del pueblo. Posteriormente el gremio sale de la iglesia y retorna a la casa de donde salió la peregrinación; allí se reparte la tradicional cochinita y horchata. Si el día 4 resulta sábado, el gremio celebra el “kanankih” palabra maya que se refiere al “Cuidado o Velación de las Velas”, que consiste en una reunión en la casa del organizador para la bendición de velas y estandartes.

Carnaval

El Carnaval, una de las festividades más antiguas de Campeche, tiene una característica muy particular en Hecelchakán. Originalmente, se desarrollaba en las mismas fechas que en todo el Estado; sin embargo, la gente prefería acudir a las fiestas carnestolendas de la capital o de la ciudad de Mérida, restándole importancia a las del pueblo. Por tal motivo, en los primeros años de este siglo, el presidente municipal decide celebrarlo ocho días después del Miércoles de Ceniza, para que los habitantes participen activamente, es por ello que se le conoce como “Octava de Carnaval”.